Hoy te proponemos una de las recetas de origen asiático más conocidas y degustadas en todo el planeta. Te sorprenderá lo fácil que es preparar esta receta de cerdo agridulce con la que podrás sorprender a tus familiares y amigos sin necesidad de ir a un restaurante chino.

Aunque la carne de cerdo, a pesar de las creencias populares, contiene menos colesterol que algunas carnes de cordero y vaca, deberemos tener en cuenta que no debemos abusar ni de las cantidades que consumimos, ni de la frecuencia con la que lo tomamos.

A continuación os dejo un vídeo para que comprobéis el aspecto que tendrá nuestro plato (ponedlo a partir del minuto 1:35). Tras él os presento la misma receta pero con algunas variaciones opcionales, pero que le aportan un magnífico sabor.

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 gramos de carne de cerdo magra.
  • Una cebolla.
  • Un pimiento rojo (opcional).
  • Una zanahoria (opcional).
  • 200 gramos de piña troceada (opcional).
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva.

Para el rebozado:

  • Harina.
  • Un huevo.
  • Agua.
  • Sal.

Para la salsa agridulce:

  • Vinagre.
  • Azúcar.
  • Salsa de soja.
  • Harina de maíz.
  • Un par de cucharadas de salsa de tomate (opcional).
  • Un chorro de zumo de piña (opcional).

Dificultad: Fácil.

Tiempo de preparación: 30-40 minutos.

¿Preparados? 

  1. En primer lugar prepararemos el rebozado. Para ello mezclamos en un bol, 200 gramos de harina, un huevo, una pizca de sal y 200 ml de agua (si queda demasiado espesa añadimos un poco más). Cuando se haya formado una masa homogénea, lo tapamos con film transparente y lo metemos en la nevera.
  2. Mientras tanto preparamos la salsa agridulce. Es tan fácil como poner en una cazuela: 100 ml de vinagre, 100 gramos de azúcar, una cucharada de harina de maíz y dos cucharadas de salsa de soja. A éstos ingredientes les podemos añadir: un par de cucharadas de salsa de tomate y un chorro de zumo de piña, ya que les darán un toque muy especial. Lo movemos bien y lo ponemos al fuego hasta que la salsa tenga la textura deseada (parecida a la del jarabe).
  3. Preparamos las verduras. Pelamos y cortamos la cebolla en láminas; lavamos y cortamos en tiras el pimiento, y pelamos y troceamos la zanahoria (estos dos últimos ingredientes son opcionales, aunque muy típicos en la receta de cerdo agridulce).
  4. Cortamos la carne de cerdo en forma de cubos no demasiado grandes. A continuación lo salpimentamos al gusto y rebozamos los trozos de cerdo en la mezcla que habíamos guardado en la nevera.
  5. Vertemos un chorro de aceite de oliva en una sartén y, cuando esté caliente, freímos los trozos de carne de cerdo. Cuando estén dorados por ambas caras, los sacamos y dejamos que se escurra el aceite sobrante en papel absorbente. De igual manera freímos las verduras y la piña troceada durante 1 o 2 minutos.
  6. Por último, sólo nos queda mezclar todos los ingredientes con la salsa agridulce.

¡Ya tenemos lista nuestra receta de cerdo agridulce! Espero que os haya gustado y que os animéis a cocinarla.

¡Buen provecho!