Ahora que ya sabemos preparar nuestra masa de pizza casera, os propongo combinarla con una base de salsa de tomate y mozzarella, a la que añadiremos piña y jamón cocido.

Utilizando estos ingredientes no sólo conseguiremos un plato delicioso, sino que además nos podremos beneficiar de las características antioxidantes del tomate, las propiedades diuréticas de la piña, y del alto contenido de sodio y vitamina B1 del jamón cocido.

A continuación os dejo un vídeo para que comprobéis lo fácil que es preparar esta receta de pizza hawaiana (de presunto origen alemán) que les encantará a todos los miembros de tu familia.

Ingredientes:

Dificultad: Fácil.

Tiempo de preparación: 20 minutos.

Pizza hawaiana casera

  1. En primer lugar colocamos la base de pizza casera sobre papel para hornear. A continuación precalentamos el horno a 200ºC.
  2. Cubrimos la base con salsa de tomate, dejando aproximadamente 2 centímetros sin cubrir en el borde de la masa.
  3. Sobre la salsa de tomate, espolvoreamos la mozarella rallada.
  4. Cortamos la piña natural en trozos pequeños y los colocamos sobre el queso.
  5. Asimismo, cortamos el jamón cocido, ya sea en tiras o en dados, y lo distribuimos sobre la mozarella. A continuación esparcimos el orégano por encima de la pizza.
  6. Por último, introducimos la pizza en el horno y la mantenemos a 200ºC hasta que esté dorada (entre 10 y 15 minutos).

Espero que os animéis a preparar esta deliciosa receta de pizza hawaiana. ¡Os encantará!

¡Buen provecho!